Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2009.

REFLEXIONES PARA LA ESPERANZA

Hay veces que llevas esperando oir algo mucho tiempo, necesitas que alguien cercano te lo diga, pero nadie de tu entorno se digna a hacerlo. De repente, como por arte de magia, conoces un día a alguien con quien supones no vas a volver a tropezarte en tu vida, y sólo le ha bastado cruzar unas palabras contigo una sola vez, para que le llegue todo lo que el resto no percibe nunca.

Hay veces que nos sentimos "perdidos", sin rumbo, aunque sea quizá el momento de la vida en que la madurez debiera asomar por algún lago. La consigna es saber quíénes somos:  si no te conoces a ti mismo, no puedes saber cómo vivir, y, sobre todo, cómo intentar llegar a aquello que llaman "felicidad". Si no consigues ser feliz (o dejémoslo en "medianamente satisfecho"), no vas a poder hacer felices a quienes te rodean. Más que nada, porque, si no te conoces, no sabes dónde debes alimentar tu propia energía, tu propia motivación, tu propia ilusión. De este modo, sólo esperas que sean los demás quienes te den energía, te motiven y te hagan feliz. Pero nadie puede darte lo que tú necesitas: sólo tú mismo.  

Cuando nos vamos conociendo a nosotros mismos, empezamos a ver las cosas en una dimensión proporcionada y somos capaces de ver lo que de verdad hay en nuestro interior. Será el primer paso para aceptarnos y amarnos como somos, y no desear ser otros.

 

 En otro orden de cosas, ojalá todos los desastres  que forman ya, por desgracia parte de la Historia, algunos muy recientes,  se queden pronto en eso: en historias que jamás vuelvan a repetirse. ¡Que de una vez por todas,  en el hombre penetre un poco, o mejor, un mucho, la cordura. Aunque ya no sabemos quién está cuerdo y quién loco hoy día. Pero que no sigan “pagando el pato” los inocentes, por favor. Mi mayor deseo, junto con el de la mayor parte de la gente de bien, es que no haya que reclamar desde ninguna parte del mundo que se respeten los derechos humanos y que los niños vivan como tal.

Deseo de corazón desde aquí mucho consuelo para quienes han sufrido pérdidas irreparables y que la vida pueda compensarles de otra manera. SALUD PARA TODOS, Y QUE TODOS LOS QUE TIENEN SU VIDA PENDIENDO DE UN HILO POR LA DICHOSA SALUD SALGAN ADELANTE Y SU VIDA EMPIECE DE NUEVO CON MAS SENTIDO QUE NUNCA.

DESEOS: LOS MEJORES PARA TODOS. QUE CONSIGAMOS LLEVARNOS ALGO MEJOR Y CREAR UN CLIMA DE MAS EQUILIBRIO Y ARMONIA EN NUESTROS HOGARES, QUE DEJEMOS DE SER TAN PEREZOSOS (lo digo por mí sobre todo). Y QUE EL TIEMPO DEJE DE DEVORARNOS DE ESTA MANERA, AUNQUE SÉ QUE ESO SÍ QUE ES IMPOSIBLE.

"Recuerda que el encanto va a conseguir, quizá,  lo que la insistencia nunca pueda alcanzar"  y que, aunque alguien dijo alguna vez que "VIVIR ES LO MÁS RARO DE ESTE MUNDO, YA QUE LA MAYOR PARTE DE LOS HOMBRES NO HACEMOS OTRA COSA QUE EXISTIR", a partir de este momento os propongo una aventura: VIVIR, o al menos intentarlo.    

 

SIGAMOS APRENDIENDO DE ELLOS

Hoy se celebra el Dia Nacional del Daño Cerebral adquirido. A mí me gustaría pensar que ojalá todas estas iniciativas tan loables sirvan para que la reflexión que provocan en la opinión pública, no se quedara sólo en eso. Es éste un área que nos mueve mucho la sensibilidad personal y colectiva. Algunos porque lo viven de cerca y, otros, porque piensan, sin ponernos negativos, pero así es, que nadie está exento de que algún factor externo, o, mejor dicho, ajeno a nuestra voluntad: accidente de tráfico, cerebro-vascular, etc. nos lleve a ello.

He visto un pequeño reportaje en televisión a mediodía: gente que no puede recordar casi nada, que necesitan a alguien constantemente a su lado de guía y sostén. Aunque no es lo mismo, son muchísimas (por desgracia, cada vez más), las personas que son abandonadas por su memoria día a día, y que, poco a poco, dejan de ser ellas mismas. No sólo me estoy refiriendo al temido Alzheimer, sino a demencias seniles que empiezan sin apenas notarse, y en un corto espacio de tiempo, avanzan con velocidad. Es grande el sufrimiento cuando esto ocurre, tanto para el enfermo, que es totalmente consciente de ello, como para su entorno, que asiste atónito e impotente a una nueva situación que no sabe cómo controlar.

A lo largo de mi vida profesional, como periodista especializada en salud, he "vivido" muchos testimonios que ilustran lo que cuento. Desde aquí, en primer término, quiero reclamar más ayudas para las familias que tienen personas a las que cuidar 24 horas al día, pero que lleguen ya. No nos vale que la famosa "Ley de dependencia" aún no se aplica en algunas comunidades autónomas porque "se tiran" los trastos con el Gobierno Central para ver de quién es la famosa "competencia". Mientras ellos siguen así, "la casa sin barrer", y NO ES DE RECIBO.

Por otra parte, sirva este humilde escrito para ENSALZAR la labor que llevan a cabo los CUIDADORES con estas personas, que necesitan esa constante atención. Nunca se alabará lo suficiente como para que todos seamos conscientes de que, como suele decirse popularmente, "si hay algo que no está pagado con oro", ésta es una de esas labores.

Y también, como conocedora que soy del movimiento asociacionista que existe, tengo que animar a los enfermos, afectados, familiares y amigos de ésta y otras patologías, que se hace un excelente trabajo desde los distintos colectivos que se unen por un fin común: mejorar la calidad de vida de todos ellos, y, para que, sobre todo, en un primer momento, se vean arropados, y sepan que no están solos. Desde estos ámbitos es grande la batalla que se libra para salir adelante, infundir esperanza y "llamar a muchas puertas", que a veces no contestan, pero otras sí. Gracias a ellos, van mejorando algunos aspectos en la salud. Ellos son los que hacen la verdadera "política": son los que necesitan, y los que "se parten el alma" si es necesario, para pedirlo. Otros, se hacen luego la foto y salen en los telediarios.

Y ya en lo que concierne a cada uno de nosotros, hoy, por ejemplo, a mí me ha conmovido lo que mi amigo José Mª Moncasi de Alvear escribe en su página y postea en facebook : ..... a veces no nos damos cuenta que el enfermo es dulce, cariñoso, emotivo. Su compañía me hace sentir mejor persona". Gracias a José María y otros muchos por ayudar a darnos cuenta que aún podemos aprender mucho de ellos y que no olvidemos nunca que el cariño y la ternura "puede" a veces lo que las pastillas no.

Sirva también esto como homenaje en general a nuestros mayores. Debemos pensar que sin los que nos han precedido, no seríamos cómo somos ahora.

26/10/2009 18:26 MERCEDES GÓMEZ VERDEJO Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris